Convirtió el pan casero en el delicioso negocio «Kyra’i»

Empresariales

La idea de Emilene Aranda nació como un emprendimiento familiar. El tiempo libre que le había dejado la cuarentena a su familia, no fue oportunidad de ocio; sino por el contrario, les abrió la puerta a grandes planes.

“Todo comenzó con la receta del pan casero de mamá. En realidad empezamos a hacer para nuestro consumo, nunca estuvo en nuestros planes vender”, dijo la joven emprendedora a El Redactor.

Pero la conjunción perfecta entre el delicioso sabor y los negocios, fue casi accidental, cuando subió los productos caseros a sus redes sociales orgullosa de su producto. “Mis amigos empezaron a pedirme que haga para probar y venderles. Les gustó tanto que empezaron a compartir ellos también y así fue pidiéndome cada vez más gente”, relató.

De esa manera esbozó el proyecto “Kyra’i”, que rápidamente creció pese a crisis económica generada por el coronavirus. “Del pan casero pasó a pan con queso y luego torta marmolada. Ahora ya hacemos hasta torta de cumpleaños y todo”, refirió. Pero no se detuvo allí, pues con la consigna de mimar a los padres en su día, creó canastas personalizadas que ya están a la venta.

“Hay diferentes precios, pero cada uno puede armar su propio combo para el papá cervecero, dulcero y vinero”, señaló. Cada canasta trae consigo un delicioso aperitivo para disfrutar de la bebida de su gusto. Explicó que los productos de Kyra’i son 100% caseros y para reservar cualquiera de ellos, se pueden comunicar al 0981142941.