Prestigioso banco francés contrató a una máster paraguaya

Cuando se encontraba en el último año de la carrera de Derecho ya tenía bien claro el panorama de lo que quería hacer. Sin titubear tomó una arriesgada decisión, pero gracias al valiente paso se convirtió en una profesional con todas las letras y lo que es mejor, hicieron de ella un verdadero orgullo nacional.

Hablamos de María José Arévalos, una joven que se abrió camino en el competitivo mundo de las finanzas europeas.

Majo, como la llaman sus amigos, realizó un préstamo de G. 80 millones de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). Monto que íntegramente lo destinó para cumplir la meta.

Rumbo a la aventura 

“En el 2015 viajé a España e hice una especialización en prevención de Fraude Impositivo y Blanqueamiento de Capitales en la Universidad de Castilla de la Mancha con sede en Toledo”, comenzó diciendo en contacto con El Redactor.

De la Madre Patria, Majo fijó sus objetivos en otro grande del viejo continente: Francia. Allí estudió dos masterados.

El primero de ellos lo hizo en la Universidad Panthéon-Assas, donde se especializó en Derecho de los Negocios. El segundo fue en una de las casas de estudios más renombradas, La Sorbona.

María José con mucho esfuerzo y sacrificio consiguió el título en Derecho Penal e Internacional.

La compatriota recordó que tuvo que pasar un duro proceso selectivo para ingresar. “No fue fácil, estar lejos de mi familia y extrañar el clima cálido del Paraguay, mis amigos, mis mascotas, el asado y las comidas típicas, todo eso pesaba”, relató entre risas.

Sin embargo, comentó que gracias al grupo católico en el que participaba pudo encontrar un buen departamento, ubicado en la Isla de San Luis, uno de los barrios más exclusivos de París.

El trabajo ideal

La primera parte del objetivo ya se había completado entre los años 2015 y 2017. Faltaba el paso más difícil que era ingresar al mercado laboral, donde la exigencia en el rubro de la banca se convertía en un verdadero desafío.

Pero la garra guaraní de Majo salió a relucir y demostró que su capacidad no tiene límites. “Desde abril del 2017 a mayo del 2019 el banco Société Générale me contrató como Analista de Seguridad Financiera”, rememoró orgullosa.

La entidad financiera con sede en los principales países del mundo tenía en sus filas a una paraguaya.

“Me encargaba de las sucursales de España, Italia, Luxemburgo, de Brasil inclusive. Yo era una analista plurilingüe. Evaluaba a los potenciales clientes”, explicó.

Nuevos desafíos

Majo retornó al país por cuestiones familiares, contó que decidió pasar tiempo con su papá quien estaba algo enfermo. Ahora la situación ha mejorado por lo que solo espera la apertura de las fronteras para retornar a Francia.

“Yo quisiera ganar más experiencia en mi rubro, aquí no se están dando las posibilidades, el mercado laboral es pequeño, hay menos expectativa a nivel salarial”, dijo al argumentar del por qué no se quedaría.

Aún así en la cabeza de la joven asuncena está volver a su terruño.

“Quisiera ser un factor de cambio positivo para la sociedad y seguir creciendo en lo que respecta a mi área, quiero seguir adquiriendo conocimiento para luego retornar y aportar a mi país”, refirió.

Finalmente María José insta a los jóvenes a apostar por la formación académica. “Que todo esto sirva para influenciar a la gente, para que vean que no es imposible. Hay muchas limitaciones económicas y profesionales, pero se puede”, aseguró.