A casi un mes de presentación del Plan Ñapu’a Paraguay, sigue en la nebulosa

El 29 de junio pasado el Gobierno Nacional presentó el Plan de Recuperación Económica que se proyectaba como un soporte para el golpe producido por la crisis del coronavirus. A poco de cumplirse un mes de la presentación del mismo, continúa estancado, a la espera de una respuesta por parte del Congreso.

Pero, ¿qué falta? El proyecto fue diseñado de forma tal a llevar a cabo la ejecución de más de USD 2.500 millones, teniendo como principales ejes la inversión para generación de empleos, créditos para el desarrollo y programas sociales.

Sin embargo, esto involucraba un nuevo endeudamiento para el Estado de 350 millones de dólares, que serían utilizados: 100 millones para IPS, 80 millones para Pytyvõ, especialmente para ciudades de frontera, 100 para MOPC, 40 millones para viviendas, 10 millones para el Fondo Ganadero, 20 millones para el Crédito Agrícola de Habilitación.

Actualmente el ministerio de Hacienda y hasta el propio Mario Abdo Benítez han ejercido fuerte presión a la Bicameral del Poder Legislativo a fin de obtener respuesta, respecto a la ejecución de dicho préstamo, pero la intención chocó con las sentadas posturas de los legisladores de evitar un nuevo endeudamiento que recaiga sobre el Estado.

Pese a la marcada puesta en marcha de varios sectores económicos a través de la cuarentena inteligente, la espera por la respuesta acerca del nuevo Pytyvõ 2.0, se hace larga especialmente en las zonas fronterizas, que hasta ahora continúan afectadas por la situación.

El mismo debería beneficiar a un total de 770.000 personas residentes especialmente en la zona fronteriza del país, entre las ciudades de Encarnación, Salto de Guairá, Pedro Juan Caballero y Ciudad del Este. Esta última detenida en la fase tres, ante el aumento de casos de COVID-19.

La ayuda será de G. 500.000 a un plazo de cuatro meses, aunque se analiza llevarlo hasta fines de año. Uno de los sectores también más afectados, como son los artistas una esperanza el pasado 16 de julio, tras la aprobación en Cámara de Senadores el proyecto de subsidio económico para artistas, representantes y gestores culturales, mediante el cual se prevé la entrega de un monto equivalente al 25% del salario mínimo (G. 548.000) durante cuatro meses.