Medio argentino resalta “la fórmula del país que salió mejor parado”

País

El periódico argentino LA NACIÓN realizó un análisis del último informe de Comisión Económica para América Latina (Cepal) que ubica al Paraguay como el país con menor impacto económico a final de este año, en una región severamente afectada por el COVID-19.

Si bien el artículo inicia explicando que nuestro país cuenta con un PBI per capita que es casi la mitad del argentino y un vecino como Brasil al otro lado de la frontera, y está lejos de ser una economía líder en la región, será el país latinoamericano que saldrá mejor parado de la crisis del coronavirus con una caída del PBI de apenas el 2,3%, y ya retomará el camino del crecimiento con una proyección del 6% para el 2021.

Manuel Ferreira Brusquetti, analista económico y exministro de Hacienda (durante el gobierno de Federico Franco, 2012-2013), y dijo que una gran diferencia de Paraguay respecto de la región es su histórica disciplina macroeconómica, con un déficit fiscal inferior al 1,5% del PBI, buenas reservas, deuda controlada, una inflación anual del 0,5% y la misma moneda desde la creación del Banco Central hace más de 70 años.

“En este lapso Argentina le quitó 13 ceros a su moneda, Brasil 7 ceros y Chile 3. Paraguay y Colombia somos los únicos latinoamericanos que no tuvimos necesidad de quitarle ceros a nuestra moneda”, contó Ferreira Brusquetti a LA NACION. “Si sólo fuera por los índices macroeconómicos, cumpliríamos los estándares para estar la Unión Europea “, graficó el exministro.

Opinó que lo que se puede aprender de Paraguay es que la estabilidad y una disciplina fiscal consecuente a lo largo de varios gobiernos genera rentabilidades colectivas que son esenciales en tiempos difíciles como los de una pandemia.

Los especialistas coinciden en que una de las claves para la buena perspectiva económica fue la reacción sanitaria ante la crisis del coronavirus, incluso con un sistema de salud deficiente, como es el paraguayo.

“Una de las razones principales del buen desempeño es que el gobierno paraguayo actuó muy rápidamente”, explica a ese medio Carin Zissis, directora del sitio de análisis Americas Society/Council of the Americas (AS/COA, por sus siglas en inglés), que publicó un informe detallado llamado “¿Dónde está el coronavirus en América Latina?”.

Resaltaron las medidas tomadas por el gobierno nacional a principios de febrero, cuando aún no había registrado ningún caso de Covid-19, suspendió las visas a todos los ciudadanos chinos, así como a todo extranjero que hubiese viajado al país asiático. Luego decretó la cuarentena general diez días antes que la Argentina, con suspensión de clases y toque de queda nocturno.

“La cuarentena fue un frenazo general para la economía”, comentó a LA NACION el viceministro de Economía, Humberto Colmán. “Luego de un 2019 malo para el campo paraguayo, sobre todo por aspectos climáticos, en febrero habíamos empezado un proceso de crecimiento con un aumento del 7% interanual. Pero luego llegó la cuarentena”, explicó Colmán.

Desde una visión más crítica, la economista y excoordinadora de Economía Social Verónica Serafini (durante el gobierno de Fernando Lugo, 2008-2012) consideró que los números positivos que muestra el gobierno están básicamente impulsados por el desempeño agropecuario de bienes exportables como soja y carne. “El problema es que esos rubros tienen un bajo efecto multiplicador de empleos y de mejora en los ingresos de la población en general. Gracias a ese sector en los últimos años crecimos a tasas del 4%, pero casi no hubo efecto en el empleo o la reducción de la pobreza”, explicó Serafini a LA NACIÓN.

Ferreira Brusquetti consideró que la cadena económica vinculada al sector agropecuario finalmente pondrá en marcha el círculo virtuoso en toda la economía. “Si uno toma la agricultura, la ganadería, las industrias frigorífica, aceitera, harinera, el transporte fluvial y terrestre y el comercio vinculado al sector, representan un 35% del PBI. Y eso abarca a varios rubros que generan empleo y que pueden seguir contribuyendo a la mejora económica de toda la población. Por eso podemos ser optimistas para el futuro”, concluyó.

Fuente: LA NACIÓN ARGENTINA

Foto: Agencia IP