Centro de investigación de física alemana contrató a una talentosa paraguaya

Paraguayos Destacados

Su mente brillante, carácter sobrio y un manejo singular de la perseverancia, la convirtieron primero en el orgullo de la familia, luego de la comunidad y hoy en día de todo un país.

Evelyn Gabriela Coronel está a punto de hacer flamear el estandarte tricolor en uno de los centros de investigación de física de partículas más importantes de Europa: la Fundación Deutsches Elektronen-Synchrotron (DESY). La joven, oriunda de Sapucai, distrito de Paraguarí, fue contratada por la prestigiosa institución alemana para trabajar en un proyecto de investigación que consiste en utilizar métodos de redes neuronales generativas para estudiar la interacción de partículas.

“Terminé mi licenciatura en Física y mi máster en Ciencias Físicas en el Instituto Balseiro en Bariloche, Argentina. También cursé 3 semestres de Ingeniería Electrónica en la facultad de Ingeniería de la UNA, aunque no concluí”, explicó la paraguariense a El Redactor.

Atraída por el apasionante mundo de la investigación, Evelyn comenzó a buscar en las redes la oportunidad de aplicar sus conocimientos, aunque admite que la idea siempre fue salir al exterior. “Vi que la postulación se abrió y al día siguiente mandé un mail preguntando todos los detalles que me interesaban, también leí los trabajos asociados a lo que iba a hacer y tuvimos un flujo interesante de mails con la que ahora es mi directora. Al final ella me dijo que mi experiencia le parecía relevante para el trabajo y me entrevistaron”, explicó. Al toque la paraguaya encajó en el perfil que estaban buscando.

“Viajaré a fines de este mes probablemente, dependo de la embajada alemana en Asunción. El contrato es por tres años”, detalló. Sobre el manejo del idioma, la joven comentó que para nada eso fue un obstáculo. “El idioma de trabajo allá es el inglés, yo aprendí sola mediante películas y música estando en Sapucai. Tuve la oportunidad de practicar con voluntarios de la JICA y del cuerpo de Paz en mi pueblo”, indicó.

Sentimientos encontrados

Evelyn es hija única. Su mamá trabaja como secretaria, mientras que su papá enseña en el penal de menores de Itauguá. Todos en la casa saltaron de emoción al recibir la noticia, aunque hubo sentimientos encontrados porque la mimada de la familia otra vez se ausentará. “Están contentos por mi logro, pero también tristes porque ya me voy de nuevo. Por suerte salir del nido nunca fue un impedimento para hacer las cosas que me gustan”, aseguró.

Por último Evelyn decidió dejar una reflexión para los jóvenes y para todos aquellos que luchan por salir adelante. “Encuentren su pasión y aliméntenla, sin importar lo que diga la gente, siempre vamos a encontrar gente que nos tire para abajo y hay que estar preparados para demostrarles lo contrario. También les diría que sean valientes para hacer su propio camino en la vida, siempre planeen los costos y beneficios de hacer las cosas que les apasionan. Tengan un plan B para el peor escenario, así la vida no los encuentra de sorpresa”, aconsejó.

Redacción: Departamento de Prensa El Redactor
Fotos: Gentileza