Don Julián: Una cerveza artesanal nacida entre libros

Lifestyle

Entre los libros de la biblioteca de la familia Novara Vera una idea familiar nació como proyecto.

El mobiliario de aquella habitación pasó de albergar solo libros, a ser partícipe de una ilusión de negocio: producir cerveza artesanal.

Surgió a partir de un amigo de Octavio Navara Vera. “Un amigo que había viajado a Europa me comentó que él hizo cerveza artesanal”, comenta a El Redactor Octavio. El comentario le pareció por demás interesante. Se instaló en su mente como negocio, pero él encaró en principio, como hobby.

“Empezamos a probar nosotros, amigos y luego encaramos en forma comercial. Yo hice un pequeño curso básico en Asunción y luego fui leyendo libros y foros. Empecé a ser más autodidacta que otra cosa porque no había casi nada del tema. Hace cinco años ya había gente que hacía y vendía pero no había mucha información de dónde sacar”, detalla Octavio.

cerveza artesanal
Entre libros, en la biblioteca, empezaron a elaborarla.

 

Esta fue la forma en que dieron vida a la cerveza artesanal Don Julián, en honor a su abuelo materno. “Empezamos a producir a finales del 2016, principios del 2017. Las ventas más o menos un año después. Es una minifábrica que está en nuestra casa. Empezamos en la biblioteca, en un lugar que adaptamos. Ahora estamos construyendo un tingladito enfrente”, señala Novara. El local está ubicado sobre la calle Iturbe casi Séptima Proyectada, en el barrio Obrero de Asunción.

El trayecto no fue fácil. Durante momento, incluso, por poco bajó los brazos, acotó. “Cuando sos emprendedor y no empezás con un capital, en el camino muchas veces queres desistir. Todo lo ingresa volves a reinvertir. Yo creo que ahora, después de cuatro a cinco años, recién puedo decir que da frutos económicos. Los equipos son muy costosos, como la mayoría de los equipos alimenticios”, manifiesta el joven miniempresario.

El trabajo lo hacen entre hermanos con la producción, el etiquetado y la distribución. “Tuvimos ofertas de capital para ampliar pero no quisimos para no sacar la cuestión familiar. Nosotros tenemos ciertos objetivos como empresa y eso no queremos cambiar”, expresa a El Redactor.

 

cerveza artesanal
Las venden en una pizzería montada también en familia.

“Realmente en términos de cocción son siete horas, limpieza, etc. Después una espera de 21 a 30 días para que esté lista la cerveza. Pero para tener una buena cerveza e ir mejorando, toma años. Uno va aprendiendo a hacer las cervezas cuando mejora los perfiles del agua agregando minerales, podes medir y mejorar los PH. De acuerdo a lo que uno busque también”, añade.

Comenta que tienen pensado abrir un bar para que la gente ahí mismo pueda degustar las cervezas, aunque ya las empezaron a vender en una pizzería situada en el mismo predio de la casa. “Durante la pandemia paramos un poquitito ese plan, pero tenemos ya una clientela que por suerte se está moviendo y se vende bastante bien. De hecho hay gente que nos pide desde el interior del país”, asevera Novara Vera.

Cuenta que en algunos bares también venden botellas Pet pero que estas “se sirven en el momento”, por lo que el precio es más accesible. Según Novara, las cervezas artesanales tienen un gusto muy diferente a las elaboradas de forma industrial. “La mayoría de las cervezas son amargas, pero la mayoría de las cervezas artesanales se diferencian en que no buscas cambiar materia prima por cuestiones económicas. En las industriales se le coloca mucho arroz y trigo para abaratar los costos.

 

Las cervezas también son enviadas al interior del país.

 

En las cervezas artesanales también se le pone pero solo para conseguir sabor. En la cerveza artesanal lo que ocurre también es que se respetan mucho los tiempos de fermentación”, expresa el joven. Las botellas de 330 ml tienen un costo de 13.000 guaraníes, mientras las de litro pueden llegar a costar 35.000 dependiendo del estilo. Entre las que produce se encuentran recetas alemanas, belgas e inglesas.

“Son varios estilos los que tenemos. Las recetas nosotros las fuimos creando y trabajando porque para cada estilo hay unos parámetros que cumplir, para que encaje en el estilo. Por la cantidad de alcohol, ingredientes, amargor, color, aspecto, aroma. Nosotros hicimos todas nuestras recetas”, refiere.

 

Redacción: Departamento de Prensa El Redactor
Fotos: Gentileza