pitbull

Eutanasia canina: ¿Cuándo se puede proceder a realizar?

Lifestyle

El sacrificio de un animal de la raza Pitbull generó fuerte indignación en la ciudadanía las últimas semanas. En redes sociales, el principal motivo de críticas en redes sociales giró en torno a la deliberada decisión de “dormirle” al animal, por parte de sus dueños y ejecutada por el veterinario Félix Adrián Benítez.

Al respecto la abogada Wilma González, proyectista de la Ley que protege a los animales, explica a El Redactor cuáles son  las causales válidas para proceder a la eutanasia de una mascota. La abogada menciona que para esto fue creada justamente la Ley 4840/13 de Protección Animal. “Claramente en la normativa se establecen las únicas causales por las que se puede proceder a la eutanasia de un animal”, expresa.

Explica que de acuerdo al artículo 24 el sacrificio o eutanasia de un animal doméstico -no destinado al consumo humano- solo podrá realizarse mediante procedimiento de un veterinario calificado. Pero ojo, este sacrificio no debe entrañar crueldad, sufrimiento o prolongación de su agonía, asegurando trato humanitario.

Podrá realizarse son en tres circunstancias. La primera para poner fin a intensos sufrimientos producidos por lesiones o heridas corporales graves, o enfermedades graves o cualquier otra causa física irreversible capaz de producir sufrimiento innecesario, previo tratamiento, debidamente avalado por profesional médico veterinario con registro. En segundo lugar, para dar cumplimiento de una orden legítima de autoridad.

 

Abogada Wilma González, proyectista de la Ley de Protección Animal.

 

Y, en tercer lugar, cuando razonablemente se obre en estado de necesidad o peligro inminente. “En este caso, el sacrificio podrá ser realizado excepcionalmente por personas que no cuentan con permiso de la autoridad de aplicación, siendo pasibles de sanciones penales o pago de multas”, detalla la ley.

En el hecho registrado en un inquilinato del barrio Tabalda de Asunción actuó un veterinario que contaba con un rifle de largo alcance con dardos tranquilizantes -según él mismo declaró en un programa radial- que dejó dopado al animal. Ahí procedió a eutanasearle. Sin embargo, Wilma cuestionó que se realizó sin orden de nadie. “Sin llamarle a la Dirección de Defensa Animal fue un procedimiento totalmente irregular”, refiere la abogada.

González aseveró que el hombre dijo que el can estaba totalmente fuera de sí, pero volvió a cuestionar duramente que con el dardo tranquilizante ya le había dejado bajo absoluto control por parte de los humanos. “Entonces, ese perro se tenía que haber entregado a la Dirección, llamar y entregar. Ahí la dirección tenía que dar seguimiento y diagnóstico para ver qué posibilidad había de reinsertarlo”, puntualiza la abogada.

Ella asegura que son conocidos casos de perros ultraviolentos, desahuciados que hoy día son “dulces y dóciles mascotas”, señala. “Por donde vos le mires, en ningún caso debió haberse practicado, menos en las condiciones que se practicó. Eso de que si el dueño ordena… no existe. En ninguna parte la ley dice que puede ser ordenada por el dueño. No sé de dónde habrán sacado eso”, acotó.

Asegura que las reacciones del animal son producto del trato que le da el ser humano. “Es una raza de perros que tiene mucha energía. Ellos vivían en un inquilinato, en una pieza y el perro estaba encadenado las 24 horas en la parte de una cómoda. Así vi en las fotografías. De qué se van a quejar. El perro es un ser viviente, sintiente que se estresa, al que hay que saberlo tratar para que responda y en  una situación de estrés extremo reacciona. Ellos son instintivos, no piensan como nosotros “¿Será que le puedo morder a esta y me va a sacar a pasear?”. Ellos no piensan, no tienen uso de racionamiento. Sus pensamientos no son malos ni buenos, son instintivos”, refiere al respecto.

La Ley de Protección Animal prevé solo tres casos específicos.

 

En el caso, la Dirección de Protección Animal abrió un sumario no solo para el veterinario, sino también para los dueños del perro y los bomberos que actuaron, cuenta González. “De los bomberos realmente a mí me sorprende porque últimamente vi que activaron un departamento de protección animal adentro de sus cuarteles y que no sepan los procedimientos de protección animal es realmente preocupante”, lamenta.

Ellos fueron los primeros que intervinieron. Según la abogada, lo primero que estos debían haber hecho era llamar a la Dirección. “Dentro de su protocolo deberían hacerle parte a la Dirección en ese tipo de actos y la dirección tomará los recaudos bajo su responsabilidad debe quedar  lo que se decida. Ahí en seco lo eutanaseo. La ley es muy clara, pero es un llamado de atención  para los bomberos que deben conocer la ley de protección animal”, añade.

Menciona, que el médico debe ser no solo objeto de un sumario por parte de la Dirección. Asegura que al culminar el sumario, también debe realizarse una denuncia penal ante la Fiscalía. “La ley está para los casos muy graves y estos son cuando los animales mueren y en este caso él le mató en contra de lo que dice la ley. Ese debería ser el camino procesal adecuado”, finaliza.

Redacción: Departamento de Prensa El Redactor
Gentileza